Dolly Festival: manual de un evento de muñecas de plástico

WP_20160702_11_05_17_Pro
Bajo los focos se congregaron 42 stands / Foto de IR

El primer fin de semana de julio, 2 y 3, se celebró la primera edición Dolly Festival, un nuevo evento dedicado a los que coleccionamos muñecas. El lugar donde se celebró estuvo bien, situado en el auditorio de las cocheras de Sant, en pleno centro de Barcelona. Local bien iluminado, con aire acondicionado y cerca de la parada de metro.

La entrada costaba 8 euros el pase de un día y 12 euros precio especial si querías asistir ambos. Con la entrada, aparte de acceder al recinto, te regalaban una bolsa de tela con la imprensión del logotipo del evento, una participación para la rifa de ese día y tarjetas de visita. Eché en falta dentro de la bolsa un mapa de los stands, información y calendario de las actividades, talleres y charlas.

Fue un acierto abrir sus puertas los dos días. Muchas personas no pueden acercarse a un evento de estas características un sábado por trabajo, pero dejando la posibilidad de ir el domingo, la asistencia no decayó en ninguno de los dos días.

Esta primera edición acogió varios stands para artistas y vendedores de artículos relacionados con las muñecas ya sean Monster High, Pullips, Blythes, Azone, BJD u otras. Aunque para mi gusto, la oferta de BJD fue paupérrima. Por no decir que casi nula. Pero los miembros del staff me informaron de que aunque pidieron a los artistas de BJD venir al evento, muchos no pudieron asistir, y más cuando hacía pocas semanas que se celebró el Pink Dolly. Así que para mí, fue un evento de plasticosas, algo que seguro gustó a muchos de los asistentes que fueron. No a mí.

Así que en mi opinión, aunque me lo pasé bien en el evento, no soy fan de otro tipo de muñecas que no sean las resinosas, por lo que resultó un trago un tanto amargo. Repito, sé que no es culpa de los miembros del staff pero esto no deja de ser un artículo basado en mi experiencia y en cómo viví el Dolly Festival. Eso sí, me compré MSC para practicar maquillaje. Decidí ir el sábado porque me gusta asistir cuando acaban de exponer todo el material y todo está disponible. En parte, temía que el domingo no quedaran más que las sobras. La variedad de los stands era decente.

Se celebraron varios talleres los dos días, algunos se repitieron en ambos. Me gustó que el auditorio tuviera la posibilidad de realizar charlas con una gran pantalla. Los profesionales de diversos stands pudieron dar durante unos minutos una clase maestra apoyándose de material audiovisual.

Las actividades programadas fueron variadas a lo largo del día que amenizaron bastante la jornada. Todas ellas gratuitas, salvo el taller de pelucas. A cargo de Amarie’s Dementia, te apuntabas y pagabas 5 euros por material. En el taller te enseñan cómo coser y crear tu peluca hecha con material de peluche o fur. Me dieron una plantilla en papel, un trozo de tela para dibujar la plantilla, la tela de fur, aguja e hilo. A coser todos los participantes tranquilamente, nos faltaba la telenovela de fondo.

En el Dolly Festival podías hasta comprar pósteres y postales de muñecas / Foto de IR

Debo decir que no me aburrí en absoluto con tanta actividad pese a los pocos stands. El ambiente era amistoso y agradable. Me faltó un puesto de comida para no tener que salir del evento ya que no había oferta gastronómica decente por los alrededores. Incluso me gustó el tono jovial y divertido de los mensajes que se escuchaban por megafonía a cargo de miembros del staff cada vez que anunciaban algo.

Artículos expuestos para el sorteo del día 2 / Foto de IR

Se celebraron dos rifas, una el sábado y otra el domingo. En ambos días el material sorteado era distinto. Comprabas tus papeletas y las metías en una única caja. Te la jugabas a la suerte, si te tocaba algo era bienvenido. Este método no me gustó mucho personalmente. Entiendo que así no se acaparan más unos artículos que otros. También que no hacía falta comprar muchas papeletas para meterlas en cajas distintas, todo estaba en una. Pero me desagrada la idea de que me pudiera tocar algo que realmente no quería. Y siendo una amante sólo de las BJD, las probabilidades de decepción eran altísimas.

Eso sí, la Dolly Festival anunció los beneficios de esta primera edición: 1.156,55 euros que serán destinados a la Fundación Juegaterapia, niños en quimioterapia para que pasen el tiempo jugando. Si te gusta esta causa, puedes colaborar con tu propio donativo en este enlace. De momento, en las últimas donaciones de la asociación aún no se ve reflejada la transacción de la Dolly Festival pero el staff ha confirmado en su Facebook la operación.

Ya se ha anunciado tanto en su web oficial como en su Facebook la próxima edición: el 3 y 4 de julio de 2017. De hecho, han confirmado que piensan seguir montando el evento cada primer fin de semana de julio.

Espero que los miembros del staff no pierdan de vista el alma del evento: crear un fin de semana con actividades para que tanto artistas como coleccionistas se lo pasen bien y disfruten de su hobby. No pude evitar darme cuenta de que había rivalidad con el evento creado por el Pink Dolly o la Dolls&Party. Esto no es una competición de haber quién lo celebra mejor, se trata de un evento más para que los amantes de este hobby podamos disfrutar de tener otra cita que añadir al calendario. Todos los eventos sirven para dar a conocer la comunidad que existe en España, ser puente de comunicación y hacerla más grande. Sin más pretensiones.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s