Sigo viendo la Dolls pero no la Party en su segunda edición

El pasado 4 de julio de 2015 se celebró la segunda edición de la Dolls&Party Barcelona en el hotel Hilton Diagonal Mar, cerca del centro comercial. Este evento está dedicado para todos los tipos de coleccionistas de muñecas ya sean BJD, Pullips, Blythes e incluso Barbies y Monster High.

Os recuerdo que a la primera edición le hice una dura crítica por el mal sabor de boca que me dejó. Así que éste año fui un poco más recelosa; en parte, esperaba que hubieran mejorado pero por otra, algo me decía que los mismos errores se sucederían de nuevo.

Con estos prejuicios, debo decir que el resultado me ha sorprendido, el evento ha mejorado enormemente de un año para otro, mucho. Si sólo nos fijamos en el aumento del número de stands y el local escogido, aparentemente esta edición se lleva el aprobado. Pero como he dicho, aparentemente. Os cuento.

Y es que ese día no empezamos bien. La venta de entradas online se cerró antes de lo prometido. La lectura de códigos QR de la entrada no funcionaba correctamente. La parte positiva es que esta vez podías comprar tu entrada el mismo día sin tener que esperar una hora más que los que ya la habían adquirido por internet.

Las organizadoras hicieron bien sus deberes al conseguir la presencia de numerosos nuevos stands. Vinieron escultores, costureros y casas tanto de españoles y también internacionales a presentar sus mejores productos. También destaco la presencia de tres casas importantes que fabrican BJD: Aileendoll, el sponsor que más apoyo les brinda y las coreanas Soom y Dollmore. De hecho, Soom creó en exclusividad un par de tritones especiales para la Dolls&Party Barcelona. Sólo se pueden adquirir por un tiempo muy limitado. Eran una pasada.

De nuevo debo dar una segunda advertencia al staff por la falta de organización y comunicación entre sus ayudantes y miembros que presiden el evento. Cuando preguntas a las supuestas personas que son los que dan la cara al público deben responder coherentemente y con agilidad. Pero te topas con un muro de desinformación. No se sabían el protocolo a seguir, los nombres de las muñecas o moldes, ni cuáles estaban vendidas o disponibles. Sólo tenían una libreta en la que cada cual tenía acceso para marcar con una cruz al lado del nombre del molde si ya tenía nuevo dueño.

Ahora hablemos de la cantidad de tiendas. Como he dicho, el número de stands superó el año pasado. Vinieron empresas que asistieron el año pasado y otros nuevos que sumaron una gran oferta, variedad y elevaron la calidad. Encontré cosas monísimas, ropa cosida por costureros mejor que la que te ofrecían las grandes casas asiáticas. Muñecas variadas por grandes escultores que con su imaginación amplían los horizontes y te ofrecen moldes diferentes y muy artísticos.

Quiero realizar un inciso de que esta vez sí sentía que había que venir con mucho dinero porque habían cosas preciosas y exclusivas. La Dolls&Party Barcelona se me antojó como la única oprtunidad de conocer un amplio escaparate de nuevas tiendas, adquirtir un producto, tocarlo y llevártelo a tu casa sin tener que mirarlo a través de una pantalla de ordenador. En definitiva, por primera vez me transmitió la necesidad de venir el siguiente año para adquirir algo nuevo para el hobby, que son nuestras muñecas.

El local escogido con mil metros cuadrados para albergar más de 70 tiendas era un sitio precioso. La verdad es que realizarlo en un hotel de cuatro estrellas eleva el evento y le otorga cierta exclusividad. Que no nos engañemos, aunque parezcan muñecas que suelen ser asociadas a un público infantil, es un hobby de coleccionismo muy caro y no al alcance de cualquiera.

Sin embargo, para mi gusto hubo mala planificación del espacio, la zona del fondo, junto al área de descanso tenía los pasillos muy estrechos como para caminar cómodamente y se atascaba todo el mundo, era un poco asfixiante recorrer los stands y apenas te parabas a mirar. Una pena porque la gente se perdía productos chulos con tanta aglomeración.

El añadir una zona de dioramas fue buena idea pero personalmente eché en falta un stand que los vendiera.

Más problemas, pero esta vez técnicos, el micrófono se escuchaba fatal. O no se hicieron las pruebas pertinentes o no contaban con que el sonido se retransmitiera distorsionado. Lo cual significa que tampoco lo revisaron antes ni encontraron una solución digna en todo el día.

Echo de menos creatividad a la hora de organizar las actividades. ¿Por qué no se crea una subasta? ¿Para qué tener unas “mascotas” si no están representadas ni se realiza nada con ellas? ¿Qué tal si damos a la gente ganas de quedarse todo el día con unos talleres aunque sea de aprender a tensar o crear un mísero pañuelo? ¿No se podría entrevistar los expositores por si tienen curiosidades que aportar?

Mi parte favorita: ¡los sorteos! Retrasados de horario y aburridos. Son muy mejorables. No existe una sola persona que sea capaz de darle vidilla. Sinceramente falta alguien con carisma, que brille en el escenario y transmita ilusión pero también amenice el evento. No se trata dar muñecas a bombo y platillo, también hay que pensar que hay personas que se gastaron dinero y no consiguieron nada. A esas personas hay que animarlas, inyectarles un chute de alegría. No te llevas nada pero da igual, disfrutas porque esto es una fiesta.

Este año he vuelto a ver la Doll pero no la Party.

Otra cosa con la manera de dar los sorteos, me falta el simple gesto de comprobar que el número que sale ganador es el mismo que el de la papeleta que se entrega. De lo contrario da cierto aire de amigueo, ¿se entiende? Pero bueno, en este evento parece que todo se improvisa sobre la marcha porque está permitido que una misma persona gane tres veces.

Vale, respiremos hondo. Sé que organizar un evento así no surge de la nada. Son muchísimas horas de esfuerzo, trabajo duro, estrés y nervios, ¿verdad? Son tantos detalles insignificantes que no se ven desde fuera y cualquiera creerá que es fácil. Pero no lo es. Más que nada porque si yo lo veo y soy una persona ajena a toda la organización, cualquiera lo verá. Y no hablamos de sólo visitantes españoles sino de los extranjeros. Si realmente se quiere crecer y que hablen bien de uno, hay que ser muy exigente, tomarse las críticas como una oportunidad de demostrar que se puede recapacitar y corregir.

Nos vemos el año que viene. Os dejo la galería fotográfica.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios

1 Comment

  1. Muchas gracias por tu review de la pasada Dolls&Party 2015. El equipo de Dolls&Party se ha leído detenidamente la crítica. Hemos tomado nota de todo! Para nosotros vuestras criticas son imprescindibles, ya que nos ayudan a crecer y ser mejores 🙂

    Atentamente

    Judit Elias
    Dolls&Party

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s